MUFFINS tienen su origen…

 

 Europa has descubierto los muffins??
         Estos pequeños y esponjosos pastelitos tienen su origen que provienen de  los bollos ingleses, indispensables en la ceremonia del te, que los peregrinos  emigrantes del signo XVII se llevaron consigo en su conquista del Nuevo Mundo.  
    Los encantadores bollos son muy complicados de elaborar y la realidad cotidiana fueron creando variaciones mas rápidas y sencillas de preparar,  menos elaboradas con ingredientes mas consistentes, como la harina de maíz , la manteca de cerdo, frutas y las verduras los cuales trasforman esos bocaditos para picar en estupendos tentempiés. 
   Con el transcurso de los siglos, cada región fue desarrollando sus especialidades, basadas en la cultura típicos de la zona: el sirope en Nueva Inglaterra, las bayas en la región de Grandes lagos, los melocotones en Georgia, las naranjas en Florida, la guindilla y la harina de maíz en Nuevo México. Los muffins se habían convertido en los pastelitos de la abuela, algo muy casero.      Pero todo esto cambio cuando 1n 1880 un panadero ingles S. B. Thomas, abrió un establecimiento en Nueva York. Thomas transformo y refino esas pequeñas exquisiteces y pronto empezó a suministrar grandes cantidades diarias de fine Englischo muffins a hoteles y restaurantes frecuentados por la alta sociedad de la Gran Manzana.

Elaboración de los muffins
Según el método americano. La elaboración de los muffins es de gran simplicidad. No hace falta siquiera utilizar la batidora.
   En un cuenco grande se mezclan los ingredientes secos (harina, amidos de maíz, frutos secos picados, coco rallado, sal, levadura en polvo, bicarbonato sódico o algún otro fermento similar), 
  Y en otro cuenco, el azúcar con los ingredientes húmedos (huevos, aceite, grasa, sal, suero de leche, nata agria, licor, etc.) A continuación, hay que mezclar todos los ingredientes y remover un poco con una cuchara. Solo hay que tener en cuenta una cosa: no hay que revolver en exceso la pasta(nunca se debe preparar en el robot de cocina) ni dejar reposar demasiado tiempo
Luego, hay que hornearla cuanto antes, porque de otro modo los muffins quedan resecos.
Para ello, lo mas sencillo es verter la pasta enmoldes de muffins o magdalenas;  Si  no se dispone de ellos, forrar con papel de aluminio tazas que pueden ir al horno.  También se puede usar dos moldes de papel por pastelito, uno del otro, para ganar estabilidad, , o bien emplear un molde metálico forado con moldes de papel o engrasar y harinar un molde cualquiera que tenga en casa.
Muffins para guardar
   Si se ha horneado una buen cantidad de muffins, hay que guardar los que haya sobrado en un recipiente hermético. Se conserva ligeros y esponjosos de dos a tres días. 
  También se puede congelar en bolsas de plástico y guardarlo hasta 3 meses. Para descongelarlos hay que dejarlos en el horno precalentado a 180o C de 10 a 15 minutos. 
   Si ha sobrado pasta cruda, rellenar con ella moldes de papel y guardar en el congelador. El día que se desea comer, sacar la cantidad necesaria y hornear como si se acaba de preparar la pasta. Solo habrá que prolongar 5 minutos en tiempo de cocción para que muffins de descongele del todo.
Anuncios

Acerca de Yuliana

La repostería es una maestría que merece nuestro tiempo y respeto. Con ella podemos disfrutar, fantasear, perfeccionar y aprender el arte culinario.
Esta entrada fue publicada en cuaderno, magdalenas, muffins, Cupcakes. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s